Seguimos amando a Queen

La vida se llevó a Freddie Mercury y dejó a su grupo, Queen desnudo de estrella, que pasó a ser leyenda. Pero su música eterna se mantiene fresca y la mayoría de sus temas suenan en todas partes ya sea en modo electrónico, emocional, o en ambos a la vez. Sin el ídolo, dos de de los componentes de la banda, el guitarra Brian May y el batería Roger Taylor se unieron al solista Adam Lambert para seguir girando como otro modo de escuchar Queen sin perder esencia. Abarrotaron el Palau Sant Jordi de Barcelona el pasado domingo demostrando que hay inquietud y ganas de ese rock que golpea el alma con la más bella de las sensibilidades, la emoción de la música.

Julio Vaquero, Enrique Sequero, Melani, Manuel Bartoll y Zaira Buitrón

Pero Queen sigue en la ciudad en formato concierto argumentado, al estilo de los musicales tan en boga hoy en día. Para los más avezados, y para no sembrar la confusión, señalemos que no se trata de “We Will Rock You”, el espectáculo londinense ambientado en un futuro distópico donde se contempla la figura de un líder visionario que, a ritmo del rock (temas de Queen, por supuesto), trata de recuperar la creación artística anulada por un  nuevo orden empeñado en destruir todo afán individual. Era un espectáculo, representado con éxito también en España, cuyo empeño insistía en una recreación de Freddy Mercury, un sosias que emulara este nuevo Mesias.

La producción que ahora nos ocupa se llama “We Love Queen”, y es un homenaje a la discografía de la banda inglesa presentada a rapés de la visión de un admirador del grupo que ha puesto todo su empeño en el diseño de una catedral emocional donde se rinde culto a la banda. De este modo la plástica empieza en una estilizada catedral donde una (más que) ágil congregación recibe a los asistentes a un culto especial respaldado con una notable banda de rock. Con el servicio en marcha, llega la hora de la participación coral. Y nuestro protagonista busca apoyo en cualquier espectador que se atreva con los agudos de Mercury. Y hasta ahí puedo leer.

La compañía, con Melani, de «We Love Queen»

Lo que pasa seguidamente es una selección de temas de Queen, muy bien alternados, donde impera el rock por supuesto, lo que facilita la implicación del respetable prácticamente desde la primera mitad del espectáculo. Es una delicia este especial conexión donde todos están implicados, una ceremonia a medio camino entre el recital y la participación, con resultados óptimos.
Para ello cuenta este impactante espectáculo con la presencia de Enrique Sequero, a quien hemos visto en innumerables obras de teatro musical, donde es uno de sus principales referentes. De impresionante forma física, es la versión adulta de lo que sería el espíritu Mercury, derrochando no sólo voz y tono, sino expresión corporal, toda una exhibición muy a lo Mike Jagger (Rolling), aunque con muchísimos años menos en el caso de Sequero. A su lado un joven, el «new age” de Mercury, al que pone voz, fondo y forma Manuel Bartoll, a quien no conocíamos pero auguramos un absolutamente brillante porvenir. Ya sea por separado o en potentes dúos, Sequero y Bartoll cargan con la responsabilidad de todo esta tanda de emociones sin tregua que es este homenaje, “We Love Queen”, que se complementa con dos partes igualmente fundamentales. Por un lado la banda, compuesta por Jorge Ahijado, Micky Martínez y Sergio González, bajo la dirección de Julio Vaquero, que imprimen al show todo el carácter rock Queen que precisa, con impactante solos de batería y guitarra, símbolos de la banda original.
El otro elemento imprescindible es el ballet, de perfecto ensamblaje, que igual ejerce de recatados monjes de esta catedral de sonidos,. como se redobla en aéreos equilibristas y contorsionistas, ejecutores de rock o cualquier danza urbana que se precie. El grupo está compuesto por Zaira Buitrón, que es a la vez coreógrafa, Basem Tomás, Sara Salaberry, Patxi Loperena, Sylvia Mollá y Albert Suárez, todos sin excepción son también parte fundamental del montaje.
Para completar la oferta en algunas funciones especiales hay una plus añadido: la presencia de Melani, la pequeña que cumplió once años el pasado domingo y es la flamante ganadora de la última edición de La Voz Kids. Melani interpretará el tema «Barcelona» emulando a la Caballé: no se la pierdan, escuchar para creer, en las sesiones del próximo sábado en funciones de tarde y noche, y el domingo en la única de tarde, todas en el teatro Coliseum de Barcelona, donde la compañía prolonga sus representaciones hasta el siguiente domingo, día 24. Un espectáculo completo del que se sale con la sensación más agradable y refrescante,  algo así como que la vida me sabe a rock. Y será sólo rock, pero me gusta.
Share Post
Written by

Josep Sandoval

No comments

LEAVE A COMMENT

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.