Dice el tango que veinte años no son nada, pero cien, tampoco. Aunque a la hora de la verdad un siglo es un siglo y resumirlo en una hora y media escasa es un riesgo, máxime cuando se hace a través de la música. Una aventura, una hazaña y un peligro, porque nadie va a quedar contento de lo que se cuente, ni de cómo se haga. Así que vista la extrema dificultad que significa

El éxito de los monólogos es tan inescrutable como los designios del Señor. Nadie sabe porqué unos funcionan y otros no, podríamos pensar que depende de la habilidad del ejecutante, pero no es cierto. En algún momento puede funcionar la mordacidad, al estilo del famoso Lenny Bruce, humorista y crítico americano que despellejaba todo lo que encontraba en la prensa daría. Su habilidad era tan pródiga como su obscenidad y amontonaba multas y prohibiciones en

Globos dorados y un colorista pastel de varias plantas escondido porque saldrá al final: estoy en una fiesta sorpresa. Aunque ya he visto a un más que hábil cortador de jamón, semi camuflado del acoso de las hordas, la pista definitiva del asunto me la facilitan en la cocina. Bandejas de comida, exquisita ya a simple vista, está lista a ser devorada. Básicamente platos tradicionales, sobresaliendo los canalones en formato mini, que somos muchos. Y

En Barcelona hay una avenida emblemática, la Diagonal, con un enclave chic, la plaza de Francesc Macià (antes Calvo Sotelo). Y muy cerca de ella, uno de los referentes de la joyería mundial, la joyería de la familia Puig Doria que estos días celebra su 70 aniversario de compromiso con la belleza de las piedras nobles. José María, actual figura de estas siete décadas junto a su hijo de igual nombre y sus dos hijas,

Tan sólo por la cantidad de veces que nos ha divertido Alexander Herold, el director de teatro británico, ya debería ser nombrado ciudadano honorífico español. Por eso y porque desde hace 30 años reparte su existir entre Londres y Valencia. Quién es Herold? pues nada menos que el director de la obra más destornillaste que ha pasado nunca por un escenario. Hablo de “Pel devant…i pel darrera”, un texto que Michael Frayn escribió con el

Reconozco que no soy habitual de rebajas, ofertas especiales ni promociones, básicamente porque no me las creo. Antes fui comprador compulsivo, en especial cuando descubría una tienda donde tenían mi talla, pero ahora ya ni eso. Las seducciones sensoriales en forma de escaparate, han dejado de llamarme la atención, porque el tiempo sólo ha hecho que acrecentar mis dudas acerca de las pretendidas oportunidades. Siempre creo que comprando ayudamos a vaciar las estanterías de quienes

Widget Image

Como todos prometen, yo no voy a ser una excepción. En este escaparate poliédrico, tendrán lo mejor para sus ojos, el bocado indispensable y el aroma de las mejores sugerencias. Actualidad de los famosos, lugares y cosas que me entusiasmen pero, ojo, no será una guía, todo lo más caprichos de buen gourmet. No será imperativo sino, simplemente, consejo de amigo, que es lo que espero seamos.

SÍGUEME EN
CATEGORÍAS